La amistad entre Hiroyuki Arakawa y Yuriko, el pez “cabeza de oveja”

Hiroyuki Arakawa lleva más de 20 años trabajando como buzo en un santuario muy específico en idílico mar de TATEYAMA, en Japón. Su labor es muy importante, puesto que se encarga no solo de servir de guía a todos esos turistas que se sumergen en estas aguas, Hiroyuki, atiende además de ese equilibrio sutil y mágico que se esconde en las profundidades.

A lo largo de casi 25 años, este hombre que ya pinta canas en su cabello y arrugas de tiempo y vida disfrutada en su rostro, ha establecido una relación muy especial con un animal. Con Yuriko, un pez “cabeza de oveja”.

Esta, es una de esas historias encantadoras y mágicas que siempre nos gusta compartir contigo en Supercurioso para invitarte a reflexionar. Porque...¿te habías preguntado alguna vez si a los peces les gusta ser besados y abrazados? A Yuriko, sí, de hecho, le encantan las muestras de cariño “humanas”… al menos la de Hiroyuki Arakawa.

Yuriko es un  Semicossyphus Reticulatus, también conocido como “pez cabeza de oveja”. Son especies muy llamativas, miden casi 100 cm y pesan unos 15 kg. Su piel tiene un color gris rosáceo y muestra una extraordinaria protuberancia que los hacen únicos y especiales en el océano.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× chatea por Whatssap